Los tándems españoles, lejos del podio en persecución

Adolfo Bellido y Eloy Teruel finalizan sextos, mientras que Christian Venge y Noel Martín son séptimos. Los holandeses Tristan Bangma y Patrick Bos se llevan el oro y el récord del mundo.

Adolfo Bellido y Eloy Teruel en el velódromo de Izu. Fuente: RFEC

Era una misión complicada rascar medalla en la persecución de cuatro kilómetros, la prueba que daba el pistoletazo de salida en el velódromo de Izu. Los tándems españoles eran conscientes, para optar a la pelea por el podio tenían que estar en cuatro minutos y cinco segundos, pero se quedaron muy lejos de ese tiempo en la clasificatoria. Adolfo Bellido y Eloy Teruel solo han podido ser sextos, mientras que Christian Venge y Noel Martín han acabado en la séptima posición.

Se han quedado a ocho y diez segundos, respectivamente, de entrar en la lucha por las preseas en una competición en la que los holandeses Tristan Bangma y Patrick Bos se han llevado el oro después de haber destrozado el récord del mundo en la clasificatoria con 3:59.470. La plata ha sido para los británicos Stephen Bate y Adam Duggleby, mientras que el bronce se lo han llevado los polacos Marcin Polak y Michal Ladosz.

La pareja formada por Bellido y Teruel han finalizado la prueba en 4:13.238 para finalizar en la sexta plaza, un resultado que no les ha satisfecho. “Teníamos pensado haber hecho algo más, no sé si es porque el velódromo no ha estado todo lo rápido que creíamos, lo hemos dado todo. Esperamos estar más a la altura en la contrarreloj y en la ruta, que dependerá de la suerte y de la estrategia, no ganará el más fuerte, sino el más inteligente”, ha explicado el sevillano.

El piloto murciano se ha expresado en la misma línea de su compañero: “Pensábamos que íbamos a estar por debajo de 4:10, queríamos estar en 4:05, pero no hemos tenido el día y aquí la gente no falla. Tenemos dos oportunidades más con la contrarreloj y la ruta, intentaremos seguir luchando para optar a una medalla”.

Por su parte, los vigentes campeones del mundo en carretera, Venge-Martín, han sido séptimos con un registro de 4:15.494. “Es una prueba súper explosiva, para nosotros que preparamos la ruta, pasar de entrenar haciendo 120 kilómetros a hacer cuatro en persecución no tiene nada que ver, así que estamos contentos con nuestra marca y con el puesto que hemos hecho”, ha asegurado el castellonense. “Hemos realizado un buen papel, no es nuestra especialidad, somos fondistas, así que nos viene bien este calentón para romper el hielo y estar más preparados para la prueba de ruta que es nuestro objetivo”, ha añadido Martín.

Este jueves podría ser una gran jornada para el ciclismo español en la pista japonesa con la participación y serias opciones de medalla de Ricardo Ten (C1) y Eduardo Santas (C3) en la persecución y de Alfonso Cabello (C5) en el kilómetro contrarreloj, donde también estará Pablo Jaramillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here