Test Tokio 2020. Conociendo a Nahia Zudaire

Nahia Zudaire Borrezo (Gupúzcoa, 2004). Natación. En Tokio debuta en unos Juegos Paralímpicos.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

Los de Londres 2012, cuando veía por televisión los nombres de los nadadores en el agua les preguntaba a mis padres que cuando yo fuese a unos Juegos, ¿qué me pondrían a mí, Nahia Z. o N. Zudaire? -ríe-.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

Siempre llevo auriculares para escuchar música, bebidas isotónicas, bañador y gafas.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Sería darme cuenta de todo el recorrido y el esfuerzo que he hecho para llegar hasta el podio.

¿Qué apuesta estaría dispuesto a hacer por ganar una medalla?

Me tatuaría la medalla o el logo de los Juegos.

¿Un momento imborrable en su carrera deportiva?

La primera vez que competí en natación adaptada, fue en 2014 en Zarautz, nunca había ganado una serie en competición convencional y ese día toqué la pared la primera y no me lo creía cuando me di la vuelta y veía que a mis rivales aún les quedaban metros por llegar. Mi primera victoria.

¿Alguna manía antes de competir?

Subirme el bañador antes de la prueba, beber isotónico en la cámara de salidas y echarme agua dos veces en el lado izquierdo y en el derecho, y una vez en la cara.

Un defecto y una virtud.

La cabezonería, para lo bueno y lo malo.

Una frase o lema.

‘La vida y la pena’, es una frase que nos suele decir Richard Oribe y se me ha pegado.

De no haber practicado natación, ¿qué otro deporte le habría gustado hacer?

Ciclismo.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

A Serena Williams.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeña?

Tenía fotos mías y de los payasos Pirritx, Porrotx eta Marimotots.

Cuando era niña, ¿con qué soñaba ser de adulta?

En el colegio cuando me lo preguntaban no sabía responder, para esas cosas voy a la deriva, de hecho, ahora estoy estudiando y aún no sé lo que quiero -ríe-. Nunca me he puesto objetivos a largo plazo hasta que llegué al deporte.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer.

Viajar mucho, disfrutar más de las ciudades, hacer turismo, ya que cuando voy a un país es solo para competir y no me da tiempo de conocer nada.

Si fuese presidenta del Gobierno, ¿qué sería lo primero que haría?

Más medidas para fomentar la igualdad de género y que mejoren la vida de las personas con discapacidad.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

A Federico García Lorca.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Cuando necesito tomar aire cojo la bici y me voy a ver el mar, me da mucha calma. También escuchar la voz de la gente a la que quiero, me relaja.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

Aguacate, macarrones, queso y chocolate, aunque de vez en cuando.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

En encender el robot Roomba -ríe-. También en poner la lavadora, pero solo para lavar mi ropa.

¿Qué suele ver en la televisión?

No suelo ver la tele, pero sí los cotilleos de corazón y también soy una friki de programas de cocina, los veo cuando voy a casa de mis abuelos.

Una canción que le motive

‘Disco Inferno 2K18’, de Geo Da Silva & Dj Combo y ‘Rompe’ de Daddy Yankee.

Reportaje. Nahia Zudaire, savia nueva e ilusionante para la natación española

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here