Test Tokio 2020. Conociendo a Alba García

Alba García Falagán (Madrid, 2002). Atletismo. Debuta en unos Juegos Paralímpicos.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

Los partidos de la selección española de fútbol para ciegos en Río de Janeiro 2016 y las pruebas de atletismo de mis compañeros. Me pasé esos Juegos pegada a la tele.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

Mis planchas para el pelo y el secador -ríe-.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Lo primero que haría es compartirlo con Jonathan Orozco, mi guía, abrazarle mucho. Y gritaría mucho en la pista, soy muy escandalosa cuando gano una medalla -ríe-.

¿Qué apuesta estaría dispuesta a hacer por ganar una medalla?

Mi pelo es intocable, pero estaría dispuesta a negociar para hacerme algo en él, como, por ejemplo, teñírmelo de azul fosforito -ríe-.

¿Un momento imborrable en su carrera?

Cuando este año hice el récord de España sub 20 en 100 y en 200 metros T12 en Toledo. En la entrada del hotel había una fuente enorme y Jonathan, en broma me amenazaba con tirarme al agua si no corría a tope en la pista. Batí dos récords y ahora, cada vez que vamos a un campeonato me dice ‘Alba, ahí hay una fuente, no te digo más’ -ríe-.

¿Alguna manía antes de salir a competir?

Tengo que llevar las zapatillas tan atadas que parece que me van a cortar la circulación de los pies y los clavos bien apretados.

Un defecto y una virtud.

Soy impaciente y muy perseverante

Una frase o lema.

El truco está en pensar que no existen límites.

De no haber practicado atletismo, ¿qué deporte le habría gustado hacer?

Cualquiera, pero ningún deporte de balón, no me gustan nada por temor a que me golpeen en la cara -ríe-.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

A la atleta María Vicente.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeña?

En mi habitación tengo fotos con mis amigos y con mi familia, ellos son mis ídolos.

Cuando era niña, ¿con qué soñaba ser de adulta?

Con ser bióloga hasta que me di cuenta de que había que mirar por microscopio y se me quitaron las ganas porque no veo nada por mi discapacidad visual -ríe-.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer.

Tirarme en paracaídas.

Si fuese presidenta del Gobierno, ¿qué cosas haría o cambiaría?

Apostaría por el deporte de base, fomentaría que los niños hicieran deporte.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

A Frida Kahlo.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Cuando me pongo los cascos y escucho libros o músicas, me encanta leer y cantar en la ducha.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

El queso. Comería siempre a base de queso, tomate, fruta, calabacín y sopa.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

Tiendo la ropa muy bien.

¿Qué suele ver en televisión?

No veo la tele más allá de las noticias. Si me encanta ver en Netflix series relacionadas con narcos -ríe-.

Una canción que le motive.

‘The Best’, de Tina Turner. Mi padre la pone mucho en el coche.

Reportaje. Alba García Falagán, esprines que vencen a la ceguera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here