Test Tokio 2020. Conociendo a Óscar Onrubia

Óscar Onrubia González (Barcelona, 2000). Baloncesto. Subcampeón de Europa en 2019 y oro con la selección sub 22 en el Europeo de 2021.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

Un partido de la selección española de baloncesto en silla de ruedas en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. Tenía 12 años y me encantó verles jugar.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

Son indispensables los cascos y el móvil para escuchar música.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Sería el momento en el que cumpliría el mayor sueño de mi vida.

¿Qué apuesta estaría dispuesto a hacer por ganar una medalla?

Por ganar una medalla sería capaz de superar uno de mis mayores miedos, que es nadar entre tiburones. Le tengo pánico, de pequeño no me metía en el lado más oscuro de las piscinas porque pensaba que de ahí saldría un tiburón -ríe-.

¿Un momento imborrable en su carrera?

Cuando entré en la selección española sub 22 en 2014 y la primera vez que me llaman para formar parte de la dinámica de grupo de la selección absoluta. También la Copa del Rey que he ganado con Amiab Albacete este año y el oro en el Europeo sub 22.

¿Alguna manía antes de salir a competir?

Tengo que darles la mano a todos los compañeros.

Un defecto y una virtud.

A veces no confío en todo lo que puedo llegar a dar, penalizo mucho mi error. Y mi virtud es que soy híper competitivo, me gusta ganar hasta a las canicas.

Una frase o lema.

Porque mi mente y mi corazón cargarán con mi cuerpo cuando mis brazos no puedan más.

De no haber practicado baloncesto, ¿qué deporte le habría gustado hacer?

La lucha grecorromana, me llama la atención.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

A Patrick Anderson, el mejor jugador del mundo en baloncesto en silla de ruedas, aunque me reventaría -ríe-. Pero compartir cancha con él sería un lujo.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeño?

Tenía posters de videojuegos y de superhéroes de Marvel, soy muy friki.

Cuando era niño, ¿con qué soñaba ser de adulto?

Soñaba con ser biólogo o científico.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer.

Tirarme en paracaídas.

Si fuese presidente del Gobierno, ¿qué cosas haría o cambiaría?

Dar el triple de visibilidad al deporte con discapacidad y ponerlos al mismo nivel que el olímpico.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

A Kase O, rapero de ‘Violadores del verso’.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Quedando con mis amigos y haciendo cualquier cosa que haga olvidarme del baloncesto.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

El fuet, me encanta.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

En dormir -ríe-. Soy un cafre, no hago ninguna tarea bien.

¿Qué suele ver en televisión?

Me gusta ver series y películas de terror.

Una canción que le motive.

Difícil, tengo una Playlist de 1.700 canciones -ríe-. Pero diría ‘Back in black’, de AC/DC y ‘Bohemian Rhapsody’, de Queen.

Reportaje. Óscar Onrubia, gallardía, frescura y alegría con el balón anaranjado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here