Test Tokio 2020. Conociendo a José Manuel Ruiz

José Manuel Ruiz Reyes (Granada, 1978). Tenis de mesa. Plata individual y bronce por equipos en Sídney 2000, plata por equipos en Pekín 2008, bronce por equipos en Londres 2012 y plata por equipos en Río de Janeiro 2016. En Tokio disputa sus séptimos Juegos Paralímpicos.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

El mensaje de ‘Hola’ que se formó en el estadio de Montjuic durante la ceremonia inaugural de Barcelona’92. Así como el paso de la antorcha olímpica por Guadix.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

Algún detalle que me suelen hacer mi mujer, Kristyna y mis hijas, Adriana y Jimena, para que lo tenga presente, ellas siempre están ahí apoyándome.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Sería mi manera de dar las gracias a todas las personas e instituciones que han puesto todos los medios posibles para conseguir una recuperación en tiempo récord -en marzo fue operado del tendón de Aquiles-.

¿Qué apuesta estaría dispuesto a hacer por ganar una medalla?

Un reto que tengo pendiente desde adolescente, hacer el Camino de Santiago desde Francia.

¿Un momento imborrable en unos Juegos?

Por todo lo que supuso, la entrada al estadio de Maracaná portando la bandera española en Río 2016. Desfilar en unos Juegos es algo inolvidable, pero hacerlo siendo el abanderado es único y me siento un privilegiado.

¿Alguna manía antes de competir?

Para entrar en el partido al 100% suele activarme a nivel mental visualizando situaciones de juego de las que previamente hemos hablado. Me ayuda a empezar concentrado.

Un defecto y una virtud.

Como defecto, que soy muy autoexigente. Mi virtud es la constancia y el no rendirme nunca, soy muy cabezota, no me doy por vencido.

Una frase o lema.

Los límites no son físicos, son mentales.

De no haber practicado tenis de mesa, ¿qué otro deporte le habría gustado hacer?

El tenis, otro deporte de raqueta. Aunque el fútbol me atraía más, llegué a jugar hasta juveniles en el Guadix.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

A Rafa Nadal, se le da bien el tenis de mesa.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeño?

Tenía banderines de equipos de fútbol, del Real Madrid, del Granada y del Ajax de Ámsterdam. También un póster de Miguel Induráin.

Cuando era niño, ¿con qué soñaba ser de adulto?

Destacar en el deporte. Afortunadamente he conseguido más cosas de las que ese niño pudo soñar.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer.

Visitar algunos países en los que he estado para competir, pero esta vez en compañía de mi mujer.

Si fuese presidente del Gobierno, ¿qué sería lo primero que haría?

A nivel general pondría todo mi empeño en terminar con la corrupción y privilegios vitalicios de los que gozan los políticos en nuestro país. Y otro aspecto, este más relacionado con mi perfil, fomentaría los hábitos de vida saludable y la práctica de actividad física, por los numerosos beneficios demostrados que tiene sobre la salud.

Si pudiera cenar con cualquier personaje histórico, ¿a quién elegiría?

A Juan Antonio Samaranch, el que fuera Presidente del Comité Olímpico Internacional, por su apoyo al movimiento paralímpico a lo largo de su carrera, tanto en España como en el extranjero. Bajo su mandato se firmó el primer acuerdo de colaboración entre el COI y el Comité Paralímpico Internacional. Además, logró que, desde Seúl 1988, la ciudad organizadora de los Juegos Olímpicos de Verano y de Invierno lo fuese también de los Juegos Paralímpicos.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Estando con mi familia y con mis amigos, me da igual el sitio, lo importante es la compañía.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

Frutas, verduras y cereales.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

En la cocina, es una faceta que tenía oculta y durante el confinamiento salió -ríe-. La paella me sale genial.

¿Qué suele ver en televisión?

Los informativos, programas de actualidad, documentales, series, retransmisiones deportivas y ‘MasterChef’.

Una canción que le motive.

‘Viva la vida’, de Coldplay.

Reportaje. El reto más complicado de José Manuel Ruiz, el maestro de la pala

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here