Test Tokio 2020. Conociendo a Estíbaliz Armendáriz

Estíbaliz Armendáriz Zubillaga (Pamplona, 1974). Remo. Será la timonel de la embarcación PR3 Mix4+ en su debut en unos Juegos Paralímpicos.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

Los saltos en plataforma en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

Tapones para los oídos y música.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Sería lo primero que aparecería en mi perfil de Linkedin -ríe-. Una medalla son palabras mayores y si la ganamos la llevaría colgando todos los días.

¿Qué apuesta estaría dispuesta a hacer por ganar una medalla?

Cualquier cosa. Estoy dispuesta a sabotear los botes de los equipos contrarios si hace falta -ríe-.

¿Un momento imborrable en su carrera?

La regata final en el Preolímpico de Gavirate (Italia), llegar a meta gritando ‘Al abordaje’, como los vikingos -ríe-. La tercera plaza en esa competición nos llevó a Tokio. Y otro momento que tengo grabado es la primera vez que salí en skiff individual.

¿Alguna manía antes de salir a competir?

No tengo manías ni ritual.

Un defecto y una virtud.

Como buena navarra soy muy cabezona y tengo una gran capacidad de trabajo.

Una frase o lema.

Tener miedo solo para hacer el mal. Miedo ante nada.

De no haber practicado remo, ¿qué deporte le habría gustado hacer?

Me hubiese gustado aguantar más en natación, que la dejé por estudios.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

Pues mira, en el Náutico de Navarra no podemos entrenar desde 2018 en la lámina de agua del río Arga porque se rompió la presa y tenemos hacer viajes para poder prepararnos. Así que sacaría a la plana mayor de Pamplona, con el alcalde Enrique Maya a la cabeza, para que valorasen más al deporte.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeña?

De niña era muy sosa, no tenía nada de imágenes en las paredes -ríe-.

Cuando era niña, ¿con qué soñaba ser de adulta?

Con ser conductora de autobús o de camiones, y después con ser veterinaria y maestra.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer.

Me encantaría sacarme algún tipo de licencia de piloto de avión.

Si fuese presidenta del Gobierno, ¿qué cosas haría o cambiaría?

Lo llevaría al terreno personal, cambiaría la ley de prestaciones ortoprotésicas, ponerle facilidades a la gente que se costea las prótesis o las sillas de ruedas. La cambiaría porque comparándolo con el resto de Europa los precios son demenciales. Y también aumentaría la partida presupuestaria para ciencia, investigación y desarrollo.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

A Nelson Mandela.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Haciendo deporte, escuchando música y una buena cena con la familia o los amigos.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

Carne, ensalada y un buen tinto navarro.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

En ninguna -ríe-, soy un desastre.

¿Qué suele ver en televisión?

En la tele ordinaria nada, sí veo series, canales de Twitch y mucho contenido en Youtube.

Una canción que le motive.

‘Back in Black’, de AC/DC.

Reportaje. Estíbaliz Armendáriz, la timonel de un bote ‘novato’

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here