Test Tokio 2020. Conociendo a Álex Sánchez Palomero

 

 

Álex Sánchez Palomero (Salamanca, 1986). Triatlón. Bronce en Pekín 2008 como nadador. En Tokio disputará sus primeros Juegos Paralímpicos como triatleta.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

Los de Barcelona’92, los vi en casa de mis abuelos donde veraneábamos, el encendido de la antorcha y el oro de Fermín Cacho.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

Un libro, el iPad y un chupete que tengo de mi hijo Bruno que me ayuda a estar conectado con la familia.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Lo celebraré a lo grande, será un sueño.

¿Qué apuesta estaría dispuesto a hacer por ganar una medalla?

Cualquier cosa, me gusta tirarme siempre a la piscina, desde lo típico, cortarme el pelo, teñírmelo de rubio o hacer alguna travesía a nado.

¿Un momento imborrable en unos Juegos?

Cualquier momento del desfile de inauguración con el equipo español, la medalla que gané en Pekín 2008 y la que también consiguió allí mi mujer, Esther Morales, que era nadadora. Lloré mucho cuando ganó.

¿Alguna manía antes de competir?

No tengo manías, antes cuando era nadador tenía rutinas, pero en el triatlón pueden pasar mil cosas e intento dejarme fluir.

Un defecto y una virtud.

Soy cabezota y a veces peco de egoísta. Soy una persona perseverante.

Una frase o lema.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Es de la película de ‘Spiderman’ y me mola.

De no haber practicado triatlón, ¿qué otro deporte le habría gustado hacer?

Waterpolo. Y en un futuro estoy dispuesto a esquiar.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

Quizás no retarle, pero sí compartir algún entrenamiento con Mario Mola, con quien he coincidido en Mallorca, es un tío muy cercano.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeño?

De Michael Jordan, una bandera de la Unión Deportiva Salamanca y algún poster de Anna Kournikova y de Sandra Bullock.

Cuando era niño, ¿con qué soñaba ser de adulto?

Con ser bombero.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer.

Saltar en paracaídas e irme de vacaciones a algún sitio paradisiaco como las Maldivas o las Islas Seychelles. Si todo va bien, lo haré después de Tokio.

Si fuese presidente del Gobierno, ¿qué sería lo primero que haría?

Es muy complicado ser presidente y más hoy en día, no todo el mundo vale para ese cargo. Me rodearía de gente que supieran hacer las cosas bien.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

A Platón.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Pasando tiempo con mi hijo Bruno.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

Lechuga, tomate, aguacate o queso fresco para hacer una buena ensalada y yogurt.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

En cocinar, pero solo para sobrevivir -ríe-.

¿Qué suele ver en televisión?

Me gusta ver la tele, depende del día, veo política, deporte, incluso prensa rosa si me lo pide el cuerpo.

Una canción que le motive.

‘Waiting for the end’, de Linkin Park.

Reportaje. Álex Sánchez Palomero, un constante resurgir de las cenizas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here