Test Tokio 2020. Conociendo a Jorge Gutiérrez

Jorge Gutiérrez Hellín (Madrid, 1991). Atletismo. Guía del atleta Eduardo Uceda. En Tokio debuta en unos Juegos Paralímpicos.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

Ver muchos vídeos de Barcelona’92, sobre todo, me marcó cuando el atleta británico -Derek Redmond- se lesionó y acabó la carrera del 400 cojeando con la ayuda de su padre.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

Algún libro, el ordenador y diferentes aparatos para recuperar la musculatura.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Sería un sueño, no tendría palabras para expresarlo. Cuando Pedro Maroto, director técnico de la Federación Española de Deportes para Ciegos, me llamó para decirme que iba a Tokio me puse a llorar, así que no quiero ni imaginármelo si ganamos una medalla.

¿Qué apuesta estaría dispuesto a hacer por ganar una medalla?

No tengo ningún tatuaje, pero me atrevería a hacerme uno -ríe-.

¿Un momento imborrable en su carrera?

A nivel individual, cuando hice marca mínima para ir al Campeonato de España absoluto en 2016 en 400 metros vallas. También el bronce en 400 metros lisos con Eduardo Uceda en el Europeo de Polonia de este año, fue una sensación espectacular. Y como tercer momento, la llamada de Pedro Maroto comunicándonos de que íbamos a los Juegos de Tokio.

¿Alguna manía antes de salir a competir?

No suelo ser maniático, pero sí hago los mismos ejercicios de calentamiento y protocolos de activación.

Un defecto y una virtud.

La motivación me sirve como defecto y virtud. Si tengo mucha, soy capaz de mover el mundo, pero si no tengo, no funciono.

Una frase o lema.

Existe la luz porque existe la oscuridad.

De no haber practicado atletismo, ¿qué deporte le habría gustado hacer?

El tenis de mesa y ciclismo.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

A un gran amigo, Sergio Fernández, récordman de España en 400 metros vallas. Es uno de los mejores atletas que hemos tenido.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeño?

Fotos de la familia y de momentos de mi vida, y también de Goku.

Cuando era niño, ¿con qué soñaba ser de adulto?

Me disfrazaba de científico y hoy día soy investigador y profesor de Ciencias del Deporte en la Universidad Francisco de Vitoria.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer.

Tirarme en paracaídas o conducir un Fórmula Uno.

Si fuese presidente del Gobierno, ¿qué cosas haría o cambiaría?

Lo primero que haría es apoyar mucho más al deporte, haría una restructuración en los colegios y cambiaría el sistema educativo. Apostaría por una educación en el que tuviesen importancia materias como la música, la lectura, la filosofía y el deporte, actividades enriquecedoras y fundamentales en nuestra vida.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

Al fundador de Tesla, Elon Musk.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Cuando voy al campo y a mi pueblo, Arenas de San Pedro (Ávila).

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

Como de todo, pero no faltan frutas como la sandía en verano, y tampoco el jamón serrano.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

En hacer ‘Piki Pizzas’ -ríe-. Las llamamos así mis amigos y yo, son pizzas súper gourmet elaboradas con harina caputo, la típica napolitana.

¿Qué suele ver en televisión?

Deportes y documentales de animales.

Una canción que le motive.

‘Jaleo’, de La Fuga.

Reportaje. Eduardo Uceda, un atleta con la potencia del ‘heavy metal’

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here